Los hombres también sufren depresión postparto

La depresión postparto no es territorio exclusivo de la madre. El padre también la padece pero sus síntomas son diferentes. El nuevo rol no siempre es fácil para ellos tampoco.

El nacimiento de un bebé es motivo de gran alegría, casi siempre, pero eso no significa que esté exento de momentos estresantes. La madre se siente agobiada, cansada, sufre cambios de humor, todo ello se extiende varias semanas más allá del nacimiento del niño. Esto es lo que los especialistas han dado en llamar depresión postparto y algunas de sus causas son el aumento de la responsabilidad el alto grado de estrés.

Pero, aunque se creía que solo afectaba a la madre, ahora se sabe que también puede sufrirla el padre. Si la padecen ambos padres, esto puede afectar significativamente al niño. De acuerdo a los datos, cuando alguno de los dos padres experimenta depresión postnatal, el hijo tiene tres veces más de posibilidades de tener problemas de conducta, desde problemas emocionales y dificultades en la escuela hasta problemas de salud asociados.

Después del nacimiento, los padres pueden sufrir la misma o más frustración que la madre al sentirse poco útiles dentro del frupo familiar con la llegada del bebé. Los pediatras deberían esforzarse en detectar estas situaciones de forma precoz en los dos progenitores.

Los signos no son los mismos que en las mujeres porque ellos se dedican a trabajar mucho fuera de casa, beben más, realizan actividades como ver deportes durante más tiempo y permanecen más tiempo solos.

Para los hombres pareciera que es mucho más fácil ser padres si la pareja tiene puntos de vista tradicionales sobre los roles de cada una de las partes y es más difícil en aquellas parejas menos conservadoras, creando ansiedad en el hombre ante sus nuevas tareas y responsabilidades como padre activo.