El limón



El limón es una fruta cítrica, ácida, fresca, rica en vitaminas que ayudaa eliminar las toxinas, antibacteriana y muy versátil en la cocina tanto en postres, como en bebidas y platos salados.

Es una buena fuente de hidratación, especialmente en verano en limonada, astringente, contiene potasio y vitaminas.

El limón sirve para curar heridas en la boca, favorecer la digestión y cortar la diarrea, gracias a su contenido de vitamina C, ácido cítrico y sustancias astringentes.

La vitamina C favorece la resistencia a las infecciones y la absorción del hierro de los alimentos e interviene en la formación de colágeno, huesos, dientes y glóbulos rojos.

Posee abundante potasio, necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal.

El limón ha sido siempre el mejor aliado en la lucha contra el escorbuto, enfermedad provocada por el déficit de vitamina C. También es muy útil en la lucha contra el tabaquismo, favorece la depuración del organismo y en los tratamientos contra catarros, bronquitis e incluso jaquecas.

La manera más habitual de consumir este cítrico es exprimiendo su jugo para utilizar en gran cantidad de preparaciones como bebidas o aderezos.