Diez maneras de aliviar el stress

El ritmo de la vida moderna es, a veces, tan acelerado que el stress se convierte en un compañero inevitable. pero los problemas de salud que provoca son imprtantes. Por eso debemos aprender a relajarnos y saber pisar el freno a tiempo.

- Come y bebe con sensatez. El exceso de comida y de bebidas, especialmente las alcohólicas, aumentan los niveles de stress.

- Tú vales. No tienes que cumplir con las expectativas o demandas de los demás. Debes aprender a decir no y ser firme en tus convicciones, respetando las de los demás.

- Dejar de fumar. La nicotina actúa como un estimulante y provoca más síntomas de stress.

- Hacer ejercicios regularmente. Los ejercicios aeróbicos liberan endorfinas, unas sustancias naturales que te ayudan a sentirte mejor y a mantener una actitud positiva.

- Practicar técnicas de relajación. Una manera segura de proteger tu cuerpo de los efectos del stress es combinando ejercicios opuestos; tener un tiempo para la relajación profunda y un tiempo para ejercicios aeróbicos.

- Ser responsable. Controla lo que puedes y deja atrás lo que no puedes controlar.

- Reducir las causas de stress. Muchas personas consideran que la vida está llena de demandas y de muy poco tiempo aún cuando estas demandas han sido escogidas por nosotros mismos casi siempre. Las habilidad de manejar el tiempo implica el pedir ayuda cuando es apropiado, establecer prioridades, controlar el tiempo y tomarse tiempo para uno mismo.

- Examinar los valores y vivir a través de ellos. Te sentirás mejor en cuanto tus acciones reflejen tus creencias. No importa que tan ocupada sea tu vida, usa tus valores al escoger tus actividades.

- Establecer metas y expectativas realistas. Lo mejor es darse cuenta que uno no puede con todo ni puede vivir al 100% todo el tiempo.

- Aumentar la autoestima. Cuando te esientas abrumado recuerda qué cosas haces bien o en qué eres bueno.