Golpe de calor

La prevención es el mejor remedio para evitar un problema que puede provocar la muerte. Los humanos mantenemos la temperatura corporal constante. La temperatura normal se sitúa en torno a los 37 grados; es más baja por la mañana y alcanza su máximo entre las 4 y las 6 de la tarde.

Puede llegar hasta los 37,7º C, pero esta variación es perfectamente normal. El mantenimiento de los límites se gestiona desde el cerebro. Para ello recibe información desde distintas partes del cuerpo por medio de los termoreceptores y pone en marcha los mecanismos adaptativos. Si hace mucho frío activa los necesarios para elevar la temperatura y si hace mucho calor acciona los mecanismos de refrigeración y disipación del calor, como el aumento de la frecuencia respiratoria, cardiaca y de la circulación sanguínea en la piel, la vasodilatación de la red sanguínea de la piel y el aumento de transpiración. La temperatura corporal puede subir por diferentes causas.

Causas ambientales

- Temperatura ambiental alta
- Humedad atmosférica elevada
- Sobrecarga de calor por radiación

Causas endógenas

- Fiebre
- Esfuerzo muscular
- Hipertermia maligna

Los trastornos provocados por el exceso de calor en el organismo humano son, por lo general, frecuentes pero de escasa gravedad. Los casos leves, que se caracterizan por calambres que aparecen en personas que realizan una actividad física prolongada en ambientes calurosos y húmedos. Más serio es el agotamiento o colapso por calor. Se produce un fallo en los mecanismos cardio-circulatorios de adaptación al calor, pero se mantiene una buena respuesta del centro termorregulador hipotalámico. LOs síntomas son debilidad, cansancio, dolor de cabeza, mareo, náuseas y vómitos. El afectado está pálido, sudoroso, pero su temperatura se mantiene normal o ligeramente elevada. Esta situación puede progresar hasta la incoordinación muscular y pérdida más o menos completa de la consciencia.

Lo que debemos hacer

- Colocar a la persona en lugar fresco y ventilado a la sombra
- Ponerlo tumbado boca arriba y ligeramente incorporado
- Aplicar compresas de agua fría en cabeza, nuca, cara y pecho
- Darle agua fresca con un poco de sal (1 cdta. por litro de agua)
- Lo mejor es que lo vea un médico para vigilar su evolución.

Golpe de calor

Si no atendemos a tiempo un colapso por calor, cuando quien lo sufre es vulnerable o el calor es excesivo, se produce el golpe de calor. Los mecanismos termorreguladores fallan y si no se actúa con rapidez y de forma adecuada se origina un fallo multiorgánico que puede derivar en el fallecimiento del paciente. En el golpe de calor la temperatura es muy elevada (más de 39/40º) la piel está seca y caliente, se va perdiendo la consciencia y se entra en coma.

Es una urgencia, por lo que debemos llevar al afectado al hospital lo más rápido posible. Aunque se trate a tiempo, la mortalidad es elevada y son frecuentes las secuelas neurológicas y de otro tipo en quienes sobreviven. Hasta el traslado al hospital, se le pueden aplicar compresas de agua fría y darle de beber agua.

Cualquier persona puede sufrir los efectos del calor excesivo, hay algunas que son más vulnerables
- Mayores de 75 años y menores de 6 años
- Recién nacidos
- Obesos, diabéticos, hipertensos, y personas con problemas cardiacos y respiratorios
- Deportistas realizan grandes esfuerzos a temperaturas elevadas
- Personas en tratamiento con diuréticos, tranquilizantes y antidepresivos

Cómo prevenir

Ante temperaturas elevadas hay que adoptar medidas preventivas.

En casa

- Cerrar las ventanas y poner la casa en penumbra.
- Permanecer en las zonas más frescas de la casa.
- Tomar abundantes líquidos.
- Ducharse varias veces al día.
- Evitar el alcohol y las comidas pesadas.
- Usar ropa fresca, de algodón, holgada y de colores claros.
- No realizar ejercicio físico fuerte.

Si salimos a la calle

- Caminar por la sombra.
- Usar ropa fresca.
- Beber con frecuencia.
- No utilizar el auto en las horas de más calor.
- No dejar nunca en el auto niños, ancianos o discapacitados. Las temperaturas en el interior del auto sin aire acondicionado pueden ser mortales.
- Para descansar un rato, tomar algo fresco o ir a locales climatizados.

En la playa o al aire libre

- No exponerse al sol en las horas centrales.
- Cubrirnos la cabeza y lleve ropa suelta.
- Protegerse bajo la sombrilla.
- Bañarse con frecuencia
- Remojarnos la cabeza, la cara y nuca.

Related Articles