La andropausia

Los hombres experimentan un fenómeno similar al de la menopausia femenina y se conoce como "andropausia". Sus síntomas, causas y efectos explicados en ese interesante artículo.

Entre los 40 y los 55 años de edad, los hombres experimentan un fenómeno similar a la menopausia de las mujeres, debido a una baja hormonal y a la que se conoce como "andropausia". Así como en la mujer se produce una bajada de los niveles de estrógeno, en el hombre es de testosterona. Los cambios ocurren muy gradualmente en el hombre y se acompañan de cambios de actitud y estado de ánimo, fatiga, pérdida de energía, impulso sexual y agilidad física.

Estudios demuestran que esta caída de testosterona representa un riesgo para otros problemas de salud, como cardiopatías o huesos frágiles. Como todo esto ocurre en un momento de la vida en que los hombres comienzan a cuestionarse sus valores, logros y el rumbo de su vida, muchas veces es difícil advertir que los cambios que ocurren se relacionan con algo más las condiciones externas.

Mientras que la menopausia habitualmente ocurre en la mujer a fines de los 40 años e inicio de los 50, la transición del hombre puede ser mucho más gradual y extenderse durante décadas. La actitud, el stress, el alcohol, las lesiones o cirugías, medicamentos, obesidad e infecciones pueden contribuir a su comienzo.

Si bien con la edad prácticamente todo hombre tendrá una disminución en sus niveles de testosterona, no hay una manera de predecir quién sufrirá unos síntomas severos que le obliguen a abuscar ayuda profesional. Tampoco se puede saber a qué edad comenzarán los síntomas en una persona y éstos son diferentes en cada persona; es decir, pueden aparecer unos síntomas y otros no.

La andropausia: ¿Un fenómeno nuevo de la salud?

La andropausia fue descrita por primera vez en la literatura médica en la década de los cuarenta. Desde hace muy poco se disponen de pruebas sensibles a la biodisponibilidad de la testosterona, de manera tal que la andropausia ha recorrido un largo período durante el cual se la ha subdiagnosticado y subtratado. Ahora, que los hombres viven más, ha aumentado el interés en la andropausia y esto ayudará a avanzar en el estudio de esta etapa de la vida del hombre.

También ha estado subdiagnosticada porque en la andropausia sus síntomas pueden ser vagos y varían mucho entre las personas. A algunos hombres les cuesta admitir que existe un problema. Y, en otros casos, los médicos ni siquiera han pensado que la causa puede ser los niveles bajos de testosterona. De manera tal que estos factores hacen que muchas veces los médicos adjudiquen los síntomas a otras dolencias médicas, como la depresión, o simplemente al envejecimiento.

En la actualidad, se disponen de nuevos métodos de pruebas de sangre y existe un mayor interés en el envejecimiento masculino entre los investigadores médicos. Se ha generado un gran interés en la andropausia que se están realizando esfuerzos importantes por ampliar la investigación y la divulgación sobre este tema en todo el mundo.

Causas

Los niveles de testosterona comienzan a caer aproximadamente 10% por cada década a partir de los 30 años. Simultáneamente, la Globulina Transportadora de la Hormona Sexual, o SHBG, aumenta. La SHBG atrapa gran parte de la testosterona todavía circulante y le impide que produzca su efecto en los tejidos del cuerpo. La testosterona remanente cumple con la tarea beneficiosa y se la denomina testosterona "biodisponible".

La andropausia se relaciona con niveles bajos de testosterona biodisponible. Todo hombre experimenta una caída de la testosterona biodisponible pero en algunos hombres los niveles caen más bajo que en otros. Cuando esto ocurre pueden tener síntomas andropáusicos.

Estos síntomas pueden afectar su calidad de vida y también exponerlos a otros riesgos a largo plazo por ese bajo nivel de testosterona. Se estima que el 30% de los hombres de alrededor de 50 años, tendrán la testosterona lo suficientemente baja para como paracausar síntomas o representar un riesgo.

Importancia de la Testosterona

La testosterona es una hormona que tiene un efecto único en todo el cuerpo del hombre. Se produce en los testículos y en las glándulas suprarenales y representa para el hombre lo que el estrógeno es para la mujer.

La testosterona ayuda a formar proteínas y es esencial para la conducta sexual normal y producir erecciones. También afecta muchas actividades metabólicas, como la producción de glóbulos en la médula ósea, la formación ósea, metabolismo de los lípidos, metabolismo de los hidratos de carbono, función hepática y formación de la próstata.

Efectos de la Testosterona Baja

Cuando hay menos testosterona disponible para cumplir con su función, la respuesta del órgano blanco de la testosterona disminuye, produciendo muchos cambios.

Los niveles de testosterona entre los hombres sanos varía mucho, de manera tal que no todos experimentarán los mismos cambios y en la misma medida. Pero las respuestas típicas a los niveles bajos de testosterona biodisponible son:

- Menor impulso sexual
- Cambios emocionales, psicológicos y de conducta
- Menor masa muscular
- Pérdida de la resistencia muscular
- Aumento de la grasa corporal a nivel central y superior del cuerpo
- Osteoporosis y lumbalgia
- Riesgo cardiovascular

Además del impacto que la andropausia tiene en la calidad de vida existen otros efectos de la andropausia a largo plazo y silenciosos: mayor riesgo cardiovascular y osteoporosis.

Andropausia y Osteoporosis

En una persona sana, el tejido óseo se degrada y reconstituye constantemente. En una persona con osteoporosis, se pierde más hueso del que se regenera. Las mujeres sufren de huesos débiles o de osteoporosis después de la menopausia. En el hombre, se piensa que la testosterona juega un rol en mantener dicho equilibrio. Entre la edad los 40 y 70 años, la densidad ósea masculina disminuye hasta un 15%.

A medida que avanza la edad y disminuyen los niveles de testosterona, los hombres, al igual que las mujeres, presentan un patrón de riesgo similar de osteoporosis. Uno de cada ocho hombres de más de 50 años tienen osteoporosis.

La incidencia de fractura de cadera aumenta en el hombre de edad avanzada, al igual que en las mujeres, comenzando 5 a 10 años más tarde. La incidencia de fracturas está aumentando en los hombres, mientras que se está estabilizando en las mujeres gracias a los cambios en su estilo de vida, suplemento de calcio y terapia de reemplazo hormonal.

Una densidad ósea baja, aumenta el riesgo de fracturas frecuentes, dolor asociado y pérdida de independencia. Las muñecas, cadera, columna vertebral y costillas son los huesos más afectados.

Dos consecuencias importantes de la osteoporosis son un lenta pero progresiva caída de los hombros, pérdida de talla y lumbalgia. En el caso de las fracturas de cadera hasta un tercio de los pacientes nunca recuperan la mobilidad total.

Riesgo cardiovascular

El riesgo de arterioesclerosis en la mujer aumenta después de la menopausia. Un fenómeno similar ocurre en el hombre a medida que bajan sus niveles de testosterona con la edad. Si bien la investigación no es tan completa como para la mujer, los hallazgos clínicos apuntan a una asociación entre los niveles bajos de testosterona y un aumento del riesgo cardiovascular en el hombre.