Claves para usar todas las prendas y accesorios que tenemos


Renovar, sacar del olvido una prenda, usar nuevamente después de mucho tiempo, reciclar accesorios...

'Nada se tira y todo se transforma' es el lema para mantener tu armario actualizado y tu look más moderno y personalizado que nunca. Tu ropero es, seguramente, un cofre del tesoro lleno de cosas que podrás rescatar del olvido y renovar. Manos a la obra.

Renovar y dar nuevos aires

Seguramente tienes algunas prendas ue no te pones nunca porque crees que no son para nada especiales, que son aburridas. Esto tiene solución: Cambiar los botonrs por unos más modernos, llamativos u originales, poner un broche, un lazo, cambiar el largo, acortar la falda o las mangas. Deja volar tu imaginación. colocar un cuello de piel a un cardigan demasiado clásico o que ya has usado mucho, prueba y verás.

Si una prenda no te queda bien, no olvides llevarlas a un buen sastre o modista para que haga las reformas necesarias. El resultado valdrá la pena.

Ropa vieja con vida nueva

El color es una enorme fuente de energía. Nos sirve para sentirnos más dinámicos o para conseguir calmarnos. El color adecuado nos puede servir para transmitir autoridad, profesionalidad, seriedad como es el caso de los tonos más oscuros como el negro, gris oscuro, azul marino o cercanía, o la gama de los marrones.

Alegra tus conjuntos con toques de color ya sea en una blusa o top o usando accesorios. Los colores tienen que ser los que te favorecen en función de tu del color de tus ojos, piel, cabello. No es cosa de seguir la moda y ponerte cualquier color sólo porque esté de moda y que quedes peor de lo que estabas.

Recicla

Por supuesto, algunas cosas ya no querrás usarlas o no te quedan. Lo mejor es regalarlas a alguna institución benéfica, la parroquia más cercana, alguna persona que conozcas a la que le puede venir bien o alguna amiga o familiar. Una opción divertida y hasta beneficiosa es organizar una fiesta en casa con amigas para que todas traigan ropa en deuso pero en perfecto estado para intercambiar. Será muy interesante, divertido y te harás con ropa nueva.

Deja volar tu imaginación

Utiliza tu creatividad, piensa en lo que puedes hacer para reconvertir tu ropa y accesorios. Una idea es teñirlas, cambiarlas de color. Lo mismo puedes hacer con los zapatos. Ya sabes, imprime remeritas, cose botones, lentejuelas, renueva collares, une varios, reforma un pantalón, desteje un pullóver y teje otro. Infinitas posibilidades para tener un guardarropa siempre nuevo y actual.