Cuidado de los bolsos III: A cada piel su tratamiento

El charol requiere de unos cuidados muy diferentes que el cocodrilo.

Si te has gastado todos tus ahorros o decidiste darte un gusto comprándote un bolso de piel de pitón, atenta a nuestros consejos.

Cocodrilo

Para el cuidado y suavidad de estas pieles utiliza una crema para zapatos incolora. Aplica con un paño suave que no suelte pelusa. Prueba primero en un sitio que no se vea para comprobar que no se mancha.

Ante o gamuza

Si el daño es serio, mejor que lo lleves a un zapatero que entienda de pieles sino, utiliza un buen cepillo especial para gamuza y verás que hacen maravillas. quedará suave y sedoso. Cuando lo guardes, envuelve las asas para que no se estropeen con el polvo y nada pueda dejarle amrcas (por ejemplo, si lo guardas vació sin relleno o se dobla).

Tela y tejido

Estos absorben el polvo con mucha facilidad. los puedes limpiar con la aspiradora y el cepillo pequeño para sofás y con el quitabolas. Cuando los guardes, no te olvides de ponerlo en una funda o bolsa.

Serpiente

Lo mejor es no arriesgarse utilizando productos. Mejor pásales un paño suave al favor de las escamas. Con el paso del tiempo, éstas tienden a levantarse y viene un spray especial pero puede cambiar el color de la piel.