Tendencias de maquillaje primavera-verano 2019-2020


Las tendencias de esta temporada están repletas de opciones y de color para jugar más que nunca a ser atrevidas o para lucir el look más natural posible.

Dressed

Es una tendencia que reafirma el poder de la elegancia, la naturalidad y la sutileza, tomando más fuerza las sombras marrones, los delineadores negros y los labios en tono rubor. Triunfan los tonos burdeos con acabado brillante y los clásicos rojos en los labios.

Ojos en tonos marrones, burdeos perlados y máscaras de pestañas apenas aplicadas.

El eyeliner, protagonista

Se impone el estilo propio pero el eyeliner es el elemento indiscutible de esta temporada. No lo vamos a negar: es complicado aplicarlo a la perfección pero la clave está en tomarse el tiempo que haga falta. Las prisas nunca han sido buenas consejeras...

Labios

La inspiración vuelve a ser el rojo de los años 90 con el acabado que más te guste, en gloss, mate, satinado o difuminado.

Look natural

La tendencia natural vuelve decididamente fuerte, útil y sin edad para un look distinguido. Trata de amplificar la belleza real, nunca distorsionarla ni enmascararla y aunque esa dirección está llena de matices y diferencias en la actitud, el no make up es la tendencia.

Una estética sencilla con un look cuidadosamente logrado gracias a los iluminadores, con los que se acentúa unas zonas del rostro por encima de otras evocando una inspiración refinada y siempre atemporal.

La temporada dicta que los acabados son menos nacarados esta vez y las cejas, más fuertes, directas y gruesas.

La piel en tonos más invisibles, iluminada, dejar el protagonismo a unas cejas fuertes y a una máscara de pestañas casi imperceptible. Los labios son los encargados de dar fuerza en al rostro.

Este look no makeup requiere de técnica y una microcapa de cobertura total.

Look healthy

Vuelve el look saludable, el rostro fresco y sun kissed gracias a los tonos bronceados y el colorete. Unas mejillas saludables son la clavec con strobe cream en tono melocotón y lipsticks en tonos rosados. aplica con toquecitos sobre las mejillas y en el puente de la nariz, para darle un aspecto completamente natural.

Para el rubor de las mejillas, el color se centra en el medio y parta baja para que quede más natural.

Para un look bronceado, pon el foco en el panel central del rostro, incluyendo el puente de la nariz. Utiliza cremas y tonos más profundos de base para aportar un plus de calidez a la piel.