El cuidado de brochas y pinceles

Brochas y pinceles requieren de unos cuidados básicos para mantenerse útiles y que no afecten a tu piel.

Las herramientas para aplicar el maquillaje necesitan cuidados y estos son algunos de ellos. Si los sigues verás cómo tus pinceles y esponjas están siempre como nuevas y puedes maquillarte con toda tranquilidad.

Esponjas

Las esponjas para aplicar base y corrector pueden usarse varias veces. Las hay de forma triangular y redondas. Las de forma triangular son mejores porque puedes usar una cara del triá ngulo para una aplicación.

Lo más recomendable es desechar las esponjas después de haber usado toda las caras. Se pueden lavar y volver a usar pero no hay que sobrepasarse y usarlas demasiadas veces.

Al usar esponjas no mezcles la misma cara de la esponja para aplicar base y corrector porque los colores se mezclan y no obtendrás el efecto deseado en tu piel.

Hay esponjas de varias calidades. Es preferible usar una esponja de buena calidad porque las baratas absorben mas producto que se desperdicia.

Brochas y pinceles

En cuando a pinceles, estos pueden durar años pero necesitan cuidados. Debido a que tienden a ser caros es preferible cuidarlos.

Hay que lavarlos una vez al mes si los usas frecuentemente o una cada tres meses si los usas menos. Pon agua y un poco de jabón suave y sumérgelos, muévelos un poco y verás como el agua se torna de diversos colores.

Enjuaga muy bien. Ponlos a secar acostados con los pelos queden colgando al aire. Déjalos que sequen completamente.

Si usas pinceles de plástico puedes lavarlos mas frecuentemente. Recuerda que debes tratar de utilizar herramientas de buena calidad para cuidar de tu piel.