Chicken Cashew


Deliciosa receta de la cocina china. Fácil de preparar, sana y con la que toda la familia y los amigos querrán repetir. Pollo, verduras y anacardos son la base de este exquisito plato.

Ingredientes

350 grs de pechuga de pollo cortada en cubos de unos 2.5 com
1 cda. de harina de maíz
1 cda. de sal
1 cda. de aceite de sésamo
1 cda. de salasa de soja
1/2 cda. de azúcar
5 cdas. de aceite vegetal
2 dientes de ajo picados
2 cebollas verdes picadas
1 cebolla cortada en cuartos
2.5 cm de raíz de jengibre fresco pelado y rallado
120 grs. de anacardos (castañas de cajú)
2 calabacines cortados en rodajas al bies
2 zanahorias cortadas en rodajas al bies
1 cda. de salsa barbacoa (opcional)
250 ml. de caldo de pollo


Preparación

Pasar las piezas de pollo por la harina de maíz. Reservar el resto de harina de maíz.

Mezcla la sal, el aceite de sésamo, salsa de soja y el azúcar en un tazón grande para mezclar. Poer el pollo en adobo en esta mezcla y dejar reposar en la heladera durante 10 minutos.

Calentar 2 cucharadas de aceite vegetal en un wok grande y saltear la cebolla, el jengibre y el ajo por 2 a 3 minutos.

Retirar los trozos de pollo de la marinada y saltearlos en el aceite caliente durante 3-4 minutos, hasta que se cuezan. Agregar las zanahorias y luego los calabacines. Añadir los anacardos. Cocinar a fuego lento.

Mezclar la harina de maíz restante, la salsa de soja y el caldo de pollo. Vertir esta sobre el pollo y las verduras en el wok y cocinar a fuego moderado, revolviendo continuamente, hasta que los ingredientes estén bien calientes y la salsa haya espesado.