Presentaciones



Cómo hacer presentaciones en distintas situaciones y actos sociales. No siempre sabemos cómo desenvolvernos en un acto social y las presentaciones suelen ser un momento complicado para muchos. Te traemos algunas claves para no fallar.

Para hacer las presentaciones debemos tener en cuenta lo siguiente: la persona menos importante debe ser presentada a la persona más importante y no a la inversa. Entonces:

- El joven debe ser presentado a la persona de más edad.

- El hombre debe presentarse a la mujer.

- El subordinado debe ser presentado al jefe.

- La persona de menor rango social o profesional debe ser presentado al de mayor rango.

- La familia debe ser presentada a un tercero.

Será suficiente con que lo presentemos con su nombre y apellido. Si la presentación se produce en una reunión o fiesta, podemos dar alguna información de la persona presentada, como para que resulte más distendido pero sin exagerar en la información que brindamos. Por ejemplo: "Te presento a María del Valle Achával, que acaba de regresar de un fascinante viaje por la India". Esta sería la forma correcta.

"Te presento a María del Valle Achával, agraciada joven salteña, honesta, casta, de buen ver y mejor familia". Esta es una manera incorrecta de presentar.

- Cuando estamos sentados y nos presentan una persona, debemos ponernos de pie como señal de respeto y buena educación. Sólo la mujer puede permanecer sentada, aunque debe parase si le presentan una señora de mayor edad o a un señor de elevada posición social.

- Cuando organizamos una fiesta pequeña tenemos la obligación de presentar a todos nuestros invitados. Si la fiesta o reunión es numerosa, debemos cuidar que ninguno de nuestros invitados "deambule" por la reunión por no conocer a los demás invitados. En ese caso, intentaremos hacer presentaciones para facilitar el acercamiento y la charla entre los convidados, incorporándolo en algún grupo.

- Si estamos en una fiesta y el que la organiza no nos presenta o es muy numerosa, podemos recurrir a autopresentarnos. Así, debemos decir nuestro nombre y apellido y añadir alguna frase de estilo como: "tenía muchas ganas de conocerle" o "me han hablado mucho de usted".