La acidez de estómago

Una dolencia muy frecuente en hombres y mujeres. La mala alimentación y el stress agravan el problema. consejos útiles para aliviar este problema.

El ardor o acidez de estómago se caracteriza por una sensación de quemazón que comienza en la boca del estómago hasta llegar a la garganta. Este síntoma se presenta generalmente una hora después de ingerir alimentos y puede persistir varias horas. Puede ir acompañado de regurgitación, especialmente al agacharnos o recostarnos (reflujo esofágico); acompaña un sabor amargo o ácido que llega a nuestra boca.

Si la acidez apareciera de manera esporádica, podemos consumir algún antiácido o un inhibidor de la secreción ácida (omeprazol) pero siemrpe bajo supervisión médica. El efecto de estos medicamentos es de poca duración y no ayudan a prevenri la acidez por lo que no son muy útiles en los casos de acidez severa, incluso se puede agravar el problema, es por eso que lo mejor será asesorarnos con nuestro médico de cabecera que sabrá cuál es el mejor medicamento para nuestro caso concreto.

Si la acidez es muy frecuente, lo más conveniente será modificar nuestra dieta para eliminar o disminuir aquellos alimentos que favorecen a la acidez de estómago. Las proteínas aumentan la presión del cardias por lo que es aconsejable disminuir su consumo. En el caso de las grasas, disminuyen la presion del esfínter, éste se relaja y hace más lento el vaciamiento del estómago.

Medidas posturales

También son recomendables algunas medidas posturales:

- No recostarse después de las comidas, ya que esta posición favorece la subida de ácidos al esófago.

- Evitar flexionar el tronco, en especial, después de comer.

- Elevar la cabecera de la cama unos 30º para dormir o acostarse.

- No usar ropa muy ceñida.

- No fumar.

- Evitar las situaciones de stress, nerviosismo o ansiedad.

Modificar la dieta

Es aconsejable cambiar los hábitos alimenticios para prevenri la acidez. Se recomienda:

- Mantener el peso adecuado, evitando el sobrepeso y la obesidad.
- Masticar y comer despacio, triturando bien los alimentos.

- Se aconseja realizar de 4 a 5 comidas al día para no estimular excesivamente la secreción de ácidos gástricos.

- La última ingesta deberá hacerse con un mínimo de 2 horas antes de acostarse.

- Una dieta rica en proteínas y pobre en grasas, a base de carnes magras, pescados, lácteos descremados, etc., evitando fritos, rebozados, guisos, embutidos, leche entera, manteca y salsas.

- Cocinar de manera sencilla, evitando agregar grasas: plancha, grill, horno, hervido, microondas, papillote, vapor...

- Evitar aquellos alimentos que relajan el cardias o retrasan el vaciamiento gástrico: bebidas alcohólicas y carbonatadas, cebolla, ajo, chocolate, café, té, grasas y quesos fermentados y muy curados.

- Algunos alimentos irritan la mucosa gástrica como los cítricos y los jugos de fruta, el tomate, el café, las bebidas gaseosas, especias como la pimienta y la mostaza, los alimentos muy calientes o muy fríos, los productos con fibra o integrales. También el melón, el pepino y el pimiento.