Hipertensión arterial

La hipertensión arterial es uno de los problemas más importantes que pueden afectar a nuestra salud. No es sólo una custión de sal. El no cuidarse puede traer graves consecuencias, es por eso que más vale prevenir que curar.

La importancia de la hipertensió

nLa presión alta es un problema de salud muy frecuente, de gran repercusión en la vida del afectado por sus consecuencias, tratamiento y complicaciones que puede acarrear.

Nuestro aparato circulatorio cuenta con el corazón, las arterias por las que circula la sangre y la distribuyen, los capilares y las venas, que recogen la sangre una vez utilizada y la devuelven al corazón. La sangre circula con una presión o tensión, que depende de la fuerza con que el corazón la impulsa y de la resistencia que le oponen las arterias.

Hay una presión sistólica, alta o máxima, vinculada con la contracción cardíaca; y una presión diastólica, baja o mínima, relacionada con la relajación cardíaca. Los límites para los adultos se han fijado en base al riesgo de padecer complicaciones y han sido aceptados internacionalmente.

La hipertensión de bata blanc

aLa hipertensión puede producirse por la elevación de la alta, de la baja o de las dos simultáneamente. La tensión arterial cambia a lo largo del día, ascendiendo por la mañana y descendiendo por la noche. Situaciones como el dolor, las emociones, el stress, el esfuerzo, hacen subir la presión arterial pero es momentáneo y se normaliza.

Para que las tomas tengan vaalor, deben hacerse en condiciones. Es por eso que se deben hacer varias tomas durante unos meses, en buenas condiciones; es decir, 5 o 10 minutos después de que uno se siente tranquilo, sin haber hecho esfuerzos, sin haber fumado y en un ambiente de temperatura agradable. Lo más aconsejable es que la tome siempre la misma persona y con el mismo aparato. En las farmacias venden, hoy en día, unos tensiómetros muy fiables y precisos.

A algunas personas sólo les sube la tensión cuando acuden al médico; es la 'hipertensión de bata blanca', debida a factores emocionales. En algunos casos, pueden ser premonitoria, y avisar de una futura hipertensión.

Cuando los valores de tensión dan cifras muy variables y hay dudas sobre si se trata de una hipertensión, es recomendable una monitorización de 24 horas, que consiste en llevar encima un aparato que registra la tensión cada cierto tiempo. Transcurrido el día, los datos serán analizados por el médico, quien podrá determinar el comportamiento de la tensión yel diagnóstico.

Causas de la hipertensión

En la mayor parte de los casos de hipertensión no hay una causa explicativa, no hay una enfermedad detrás que la ocasione. Es lo que se conoce como 'hipertensión esencial'. En sólo uno de cada 20 casos surge la 'hipertensión secundaria', síntoma de problemas renales, tumor en las glándulas suprarrenales, coartación en la aorta o problemas de tiroides.

También hay varios factores que ayudan a la aparición de la hipertensión. En ocasiones, influye el componente genético y con la edad se incrementan los valores de tensión arterial y los casos de hipertensión. La obesidad también pesa, ya que el 60% de los hipertensos es obeso. El alcohol también eleva la tensión y, en algunas personas, la sal tiene un efecto hipertensivo.

El stress es otro aliado de la hipertensión. El café sube la tensión al momento, pero no parece tener efecto a largo plazo. A los hipertensos se les desaconseja fumar porque el tabaco es factor de riesgo de la arteriosclerosis, y la combinación de hipertensión y tabaco incrementa el riesgo.

La hipertensión, a veces, no presenta síntomas y se la descubre por casualidad. En otras ocasiones, hay dolor de cabeza, palpitaciones, mareos, insomnio y la persona se levanta a orinar varias veces durante la noche. En alguna ocasión se presenta como una crisis hipertensiva, con los valores tensinales altos, ahogo, fatiga, dolor de cabeza, vértigo y hemorragia nasal. Puede requerir el ingreso en el hospital para controlar la situación y evitar daños en en el organismo.

Angina de pecho, infarto, muerte súbita, accidente cerebro-vascular y aneurismas son las complicaciones que presentan los hipertensos. Es por eso que se hace necesaria la adopción de medidas preventivas, ya que presentan más posibilidades de sufrir una lesión que las personas de tensión normal.

 TENSIÓN ALTATENSIÓN BAJA
 adultosadultos
Normalinferior a 140 mmHginferior a 80 mmHg
Límiteentre 140 y 160 mmHgentre 80 y 95 mmHg
Elevadapor encima de 160 mmHgpor encima de 95 mmHg


Qué hacer si se tiene hipertensión

Muchas veces, al no sufrir síntomas, no nos damos cuenta de la necesidad de un tratamiento. La mayoría de las hipertensiones son leves pero peligrosas a largo plazo si no se tratan adecuadamente.

- Controlar el peso. Adelgazar ayuda a que descienda la tensión. los hábitos saludables son muy importantes en la hipertensión. Aumentar el consumo de frutass y verduras, disminuyendo las proteínas y las grasas.

- Reducir al máximo el consumo de sal y, si es posible, suprimirla. Todos los alimentos naturales contienen sodio pero los elaborados, como las conservas, tienen bicarbonato de sodio y glutamato monosódico (intensificador del sabor).

- Evitar el consumo de café, té, chocolate y bebidas cola. Reducir el alcohol al máximo.

- Practicar ejercicio regularmente: una caminata suave, nadar, la bicicleta, incluso la bicicleta fija es un buen aliado para tener en casa y ejercitarse.

- Combatir el stress. Tratarla con ejercicios de relajación, yoga, tai chi.

- Para tomar medicamentos es imprescindible el control médico que indicará el que corresponda a cada caso y cada persona porque no todos responden igual ante sus efectos secundarios.