Cómo descorchar una botella de vino

Abrir una botella de vino no es una cosa que se le de bien a todo el mundo y es bueno aprender a hacerlo de la manera correcta. Además, las mujeres también pueden ahacerlo perfectamente y así no 'depender' de un caballero amable que lo haga.

Debemos tener siempre mucho cuidado pero si el vino es bueno, de crianza o añejo, más aún. La botella se pone en posición vertical y no se debe mover en absoluto, o moverla lo menos posible. Con ello evitamos que cualquier tipo de poso o sedimento pueda enturbiar el vino al revolverse por el movimiento.

Con un cortacápsulas o un cuchillo, pasamos el borde de la cápsula todo a su alrededor, haciendo la circunferencia completa para dejarlo bien marcado el corte. Levantamos la cápsula y accedemos al corcho de la botella.

Con movimientos suaves insertamos poco a poco el descorchador en el corcho de la botella hasta llegar al tope, generalmente, del tirabuzón del descorchador. También con cuidado despatamos el vino, haciendo una ligera presión con la botella sobre la mesa y tirando del sacacorchos hacia arriba. También hay en el mercado unos sacacorchos muy modernos que hacen todo por nosotros sin que debamos hacer esfuerzo alguno.

Una vez que hemos destapado el vino, le pasamos por la boca un paño limpio, para quitar cualquier resto de corcho que pueda quedar en la boca de la botella, olemos el corcho para ver que el vino conserva todas sus propiedades intactas y que no se ha deteriorado y nos disponemos a disfrutar de él...