Cómo servirse en una comida formal

A la hora de sevirse en una comida formal debemos cumplir con ciertas reglas propias de la buena educación y el saber estar.

A la hora de servir debemos seguir un orden determinado:

A la primera persona que debe servirse es a la dama de mayor categoría, ya sea por edad o status social. Esta señora debe estar sentada a la derecha del anfitrión. Luego, se le servirá al resto de señoras siguiiendo el sentido de las agujas del reloj. La última señora a la que se le servirá será la anfitriona, por supuesto.

Una vez que se les ha servido a las señoras, se procede a servirle a los caballeros siguiendo las mismas indicaciones que con las damas. Recuerda que el último debe ser el anfitrión. Si no tuvieses servicio (mozos, camareros), la bandeja se irá pasando a los invitados. Comenzará con la dama de mayor categoría y se irá pasando al invitado que se encuentre a su derecha.

En el momento de servir hay que tener presente:

- Se sirve por la izquierda del comensal mientras que los platos, una vez que se ha terminado, se retiran por su derecha. El vino, en cambio, se sirve por la derecha.

- Hay que servirse una cantidad discreta: Ni mucho, como para que crean que vienes "hambreado", ni poco, como para que parezca que no te gusta la comida. Moderación ante todo y buena educación. Cuando uno acepta una invitación no es para andarse con remilgos porque "estás a dieta" ni cosas por el estilo.

- Se sirve de la parte de la fuente que quede más próxima. No se debe examinar la fuente buscando "la milanesa más grande".

- Para empezar a comer debemos esperar que se haya servido a todos los invitados y que comience a comer la anfitriona.

Si hubiera muchos invitados la anfitriona comenzará cuando estén servidos los comensales que estén a su derecha e izquierda, comiendo lentamente para dar tiempo al resto de invitados a ser servidos.

- Por último, recuerda que es de muy mal gusto repetir en esta clase de eventos por muy exquisito que sea todo.