Cuidado de los bolsos II: Cambio de temporada


Antes de guardar tus bolsos hasta la siguiente temporada, sigue estos consejos de conservación.

- Si tu bolso vino en una funda de franela, no la tires porque te servirá para conservarlo en óptimas condiciones. Si no trajo o la tiraste, una funda de almohada te vendrá perfecta.

- Nada de guardar el bolso hecho un bollo dentro del ropero. Rellénalo con papel de seda o plástico para que mantenga su froma original y, cuando quieras usarlo, estará impecable.

- ¿Está reseco o perdió brillo? Con la cera que se utiliza para proteger el calzado de la lluvia o la suciedad de los zapatos de montaña, te servirán para 'revivir' tu bolso desgastado. Se aplica con mucha suavidad y se retira el exceso con un cepillo pequeñito y suave. En tiendas de calzado puedes encontrar este producto e, incluso, en grandes supermercados.