Cómo cuidar las cejas

Las cejas son una barrera protectora de nuestros ojos que impiden que la transpiración y la luz solar entre en ellos. La estética manda cuidarlas y mantenerlas "en línea". Cuida de ellas y se mantendrán sanas y hermosas.

Las cejas protegen nuestros ojos del exceso de luz solar, la transpiración y el polvo. pero tienen, también, una gran influencia en la expresión de la cara. Hay una gran relación entre la forma de las cejas, su posición y los estados emocionales. Es por ello que, a la hora de depilarlas o de someternos a una cirugía, las cejas deben mantener su forma, la que nos da la apariencia que tenemos y no parecer "de plástico", sorprendidas o con aspecto gatuno...

- Cejas con la parte media elevada: Expectante, simpático, sereno, astuto, burlón.

- Cejas con la parte media baja: Severo, enojado, cansado, perplejo, preocupado.

- Ceja con la parte lateral elevada: Entusiasmado, feliz, excitado, contento.

- Cejas con la parte lateral baja: Triste, cansado, ansioso, melancólico, decepcionado.

Al envejecer, se produce una caída de la ceja que nos da una expresión enojada, ceñuda.

También, podemos encontrarnos con dos afecciones en las cejas:

- Descamación de la dermatitis seborreica, quistes y lunares. Estos no son asos de alopecia.

- Madarosis: Pérdida de cejas o pestañas, muy frecuente en el hipotiroidismo, alopecia areata, dermatitis atópica. Este sí es un caso de alopecia.

Las cejas las podemos definir a nuestro gusto según las modas o la forma más favorecedora para nuestro rostro. Se hace con pinza ya que el láser está contraindicado, salvo el caso del entrecejo donde sí se puede aplicar.

La medida perfecta

Colocar un lápiz verticalmente sobre una de las aletas de la nariz. el punto donde la ceja se cruza con el lápiz es donde debe comenzar la ceja. desde allí, inclina el lápiz hacia el exterior del ojo. Deténte en la mitad y encontrarás el arco de la ceja. Para encontrar el final de la ceja, coloca el lápiz en el centro del labio inferior y lleva la punta hasta encontrarse con la ceja. El punto de encuentro entre ambos es donde debe acabar tu ceja.

Ahora que has encontrado los puntos clave de tus cejas, quita los pelitos sobrante con una pinza de depilar, con mucho cuidado para no pasarte. Si tus cejas no son muy pobladas, puedes maquillarlas con un lápiz para cejas e, incluso, ponerles una máscara transparente para que luzcan más sofisticadas.