Lugares
ruta_vino.jpgLa ruta del vino en los Valles Calchaquíes de la provincia de Salta, es una experiencia inolvidable no sólo para los entendidos del vino sino para todos los que quieran disfrutar del paisaje, el clima, la gente, una gastronomía deliciosa y los mejores vinos de altura. No te arrepentirás.

 

Image
Cafayate
La Argentina inició la vitivinivultura hace más de cuatro siglos, y hoy es uno de los principales países productores de vinos, detrás de Francia, Italia, España y EEUU. En Salta, el cultivo de la vid fue introducido por los Jesuitas en el siglo XVIII en la región de los Valles Calchaquíes, principalmente en Cafayate. Allí madura la cepa del torrontés, vino blanco que se distingue por su intenso aroma y sabor frutados. Esta variedad fue traída desde España hace 300 años y ha alcanzado una expresión única en suelo salteño, convirtiéndose en la uva blanca insignia de nuestro país y que goza de las mejores críticas en el mundo. La personalidad que hoy logran los vinos salteños se debe precisamente a un terroir sello de los Valles Calchaquíes.

 

La región vitivinícola de los Valles Calchaquíes está rodeada de cordones montañosos de inusual belleza y colores, brisas de montañas, cielos límpidos e históricos poblados.

En la actualidad, los viñedos se extienden por más de 1.800 hectáreas entre Cafayate, San Carlos, Angastaco y Molinos, todos en los Valles Calchaquíes. Además de la cepa Torrontés, las cepas tintas ocupan más del 55% de la superficie total cultivada. Se destacan entre ellas el Cabernet Sauvignon, Malbec, Tannat, Bonarda, Syrah, Barbera y Tempranillo. Cabe recordar que de la superficie cultivada, el 95% corresponde a uvas destinadas para vinos finos.

En los últimos años la industria ha experimentado un gran crecimiento y desarrollo favoreciendo la elaboración de extraordinarios vinos de calidad, reconocidos en los mercados y concursos internacionales. No solo se ha extendido la cantidad de hectáreas de cultivo sino que los bodegueros han introducido nuevos cepas y reemplazado con nueva tecnología los toneles de algarrobo y las prensas manuales, manteniendo, sin embargo, el espíritu y la pasión con la que se elaboran los vinos.

En los valles se pueden encontrar los más gruesos y añosos troncos arbóreos de vid de Sudamérica y en Cachi o Payogasta jóvenes viñedos ocultos en el paisaje montañoso.

Viñedos Premium de altura

Image
Bodegas El Porvenir
La región vitivinícola de los Valles Calchaquíes se emplaza en una geografía tallada por los vientos y el sol. Ubicada al sudoeste de la provincia de Salta, la atraviesa la RN 40, uniendo los pueblos de Payogasta, al norte, y Tolombón, al sur. Completan este recorrido de 520 Km. otras pintorescas poblaciones como Cafayate, Angastaco, Animaná, San Carlos, Seclantás, Molinos y Cachi, enmarcadas entre formaciones rocosas de quebradas y cerros multicolores.

 

El circuito puede iniciarse por la RN 68 desde Salta Capital a Cafayate (186 Km), un camino encantado que atraviesa la Quebrada de las Conchas, o por la RP 33 rumbo a Cachi, que sortea la Cuesta del Obispo , recorriendo buena parte de caminos naturales. También puede ingresarse a Cafayate por el sur, desde Tucumán (Ruinas de Quilmes) por la RN 40, o considerar el acceso aéreo con el aeródromo de Cafayate o el de Cachi.

Disfrutar de los valles amerita al menos dos días, aunque pueden realizarse excursiones por jornada a Cachi o Cafayate.

La exquisita conjunción de clima, suelo, vid, calidez de la gente y especialmente su altitud, hacen del valle un oasis vitivinícola productor de excelentes vinos de alta gama.

Pero al recorrido de bodegas se le puede agregar el circuito de artesanos, donde se pueden visitar ferias comunales, los talleres de alfarería y los tejidos de telar. La arqueología de antiguas civilizaciones es otro valuarte de la región. Llamas, vicuñas, cardones, montañas, gastronomía típica, artesanías, bodegas, viñedos de altura, los pueblos y su gente, hacen de los Valles Calchaquíes una experiencia imposible de perderse, un recuerdo que quedará en tu memoria.


Altura y ubicación de los viñedos

Las bondades del valle radican en su ubicación que permite desarrollar una vitivinicultura continental alejada de grandes masas de agua y a una altura sobre el nivel del mar que modera la temperatura. Los Valles Calchaquíes tienen los viñedos de mayor altura, que van desde los 1.750 msnm en Cafayate hasta los 2.700 y 3.015 msnm en Molinos y Payogasta, siendo los viñedos más altos del mundo.


Clima

El clima es árido, seco y templado, con una gran amplitud térmica que puede llegar a los 20ºC entre el día y la noche, favoreciendo la maduración y concentración de aromas. El período medio libre de heladas es de 230 días y las precipitaciones medias inferior a 200 mm. anuales. Más de 300 días de sol por año hacen posible una mejor capacidad de fotosíntesis que mejora la productividad. Por su parte, los vientos aseguran la sanidad de los viñedos por la baja humedad del ambiente; tanto la canopia como los racimos se secan rápidamente.


Los vinos salteños

Image
Bodegas Mounier
De renombre internacional y numerosos premios, los vinos salteños participan actualmente en los segmentos medio/alto, Premium y Super Premium en los principales mercados. Por las características de clima y suelo, a lo que se debe agregar la edad de los viñedos, sus variedades concentran más aromas y color que en otras regiones vitivinícolas, acentuando su calidad y forjando su propio carácter.

 

En el valle se cultivan diversas variedades, destacándose el Cabernet Sauvignon y el Malbec; aunque la más emblemática es el Torrontés, cepaje blanco distintivo de los vinos argentinos, siendo este país el único productor. El origen de esta variedad es incierto y discutido, posiblemente se trate de la mutación de alguna cepa cruzada accidentalmente con vides silvestres. Su implantación es excelente en el Valle Calchaquí, donde adquiere su mejor expresión.

El perfume del Torrontés tiene reminiscencias florales y vegetales. Su sabor intenso llena bien la boca desplegando toda su personalidad que lo hace inolvidable una vez identificado, con un toque levemente amargo muy típico de la variedad.

Los tintos son de gran estructura, alto contenido de antocianos (color intenso), taninos amables en el paladar, estructura polifenólica (taninos) y con buen potencial de guarda.

El Malbec es la cepa más extendida y característica de la vitivinicultura argentina. La mayoría de los expertos internacionales coinciden en definir al Malbec argentino como el mejor del mundo. En el Valle Calchaquí logra descriptores destacados debido a la altitud de las vides, pudiendo describir estos vinos como redondos, aromáticos y de intenso color.


La ruta del vino

Image
Valles Calchaqu

 

Calendario Femenino

Calendario femenino

Nutrición con Mariana Maestro

Foto Mariana Maestro

Para ver y oír

Kóblic

El Capitán Tomás Kóblic(Ricardo Darín), comandante de la Armada…

José Luis Perales: Calma

José Luis Perales presenta su nuevo álbum 'Calma' que lo llevara…

Sergio Dalma: 'Dalma'

'Dalma' es el trabajo más personal de Sergio desde hace tiempo,…

Nadie quiere la noche

'Nadie quiere la noche' es la historia de Josephine Peary…

Recomendados

El hilo de la costurera

Dagmar Trodler nos presenta 'El hilo de la…

Retorno a la isla blanca

Única vive en Bosque-Verde con sus amigos…
Cielo de Tambores

Cielo de tambores

Novela histórica de Ana Gloria Moya. Premio…
eXTReMe Tracker
eXTReMe Tracker